Todo son ventajas con las lonas impresas

La lona impresa es uno de los productos más demandados y se ha convertido en una pieza esencial para cualquier campaña de publicidad en exterior, así como para realizar traseras en eventos, ruedas de prensa, presentaciones, etc. Todo son ventajas con las lonas impresas.

Tiene una larga durabilidad, más que los carteles de papel o cartón tradicionales, puesto que son resistentes al agua y a las inclemencias climatológicas del tiempo.

Proporcionan una imagen más prestigiosa y cuidada de la campaña publicitaria, tanto por el material como por la alta calidad de impresión en la imagen.

Su instalación es sencilla, ya que no tienen que pegarse con cola si no colgarse en un bastidor o estructura. Esto las hace también más fáciles de retirar, y de trasladarlas a otra parte si es necesario, por lo que permite su reutilización ahorrando nuevos costes de producción.

En cuanto a tamaños, se puede decir que apenas hay limitaciones y se pueden fabricar lonas tan grandes como se quiera. De hecho no es difícil ver lonas publicitarias que cubren la fachada de todo un edificio. Digamos que en estos casos, el tamaño importa ya que cuanto más grande sea el anuncio mayores sus posibilidades de llamar la atención del público.

Las lonas publicitarias van bien tanto en exteriores como en interiores, en lugares fijos o móviles. Los grandes formatos se ubican en las fachadas de los grandes edificios públicos, como museos, teatros o ayuntamientos, además de para anunciar actos culturales, incluso en festivales y fiestas de gran importancia.

Por el contrario, también son ideales otros formatos más pequeños de lona publicitaria para la fachada de tu negocio, o a modo de pancarta o trasera para cualquier tipo de evento o acto cultural. Desde una rueda de prensa, a un encuentro, jornadas, seminarios, actos políticos…

Recuerda que todo son ventajas con las lonas impresas… ¡Consúltanos sin compromiso!

Cerrar menú